Autovacunas
     Hoy por hoy, la vacunación es la única medida que permite evitar la aparición de enfermedades de origen bacteriano en las granjas de cultivo de peces en todo el mundo.

No obstante, las vacunas comerciales contienen los serotipos bacterianos que repetida y habitualmente afectan a las empresas piscícolas pero en muchas ocasiones, estos serotipos no coinciden con los causantes de la enfermedad en la explotación en ese momento así, además de no solucionar el problema concreto, pueden provocar la disminución de su eficacia preventiva.

Es por ello que, ProBio acuicultura apuesta por el empleo de autovacunas como un método alternativo altamente práctico y eficaz, dado que permite obtener una elevada y específica respuesta inmunitaria, sin reacciones secundarias.

 
            
© ProBio acuicultura S.L.L.